Nuestro blog

EL INCREMENTO DE ARANCEL AL ACERO Y ALUMINIO

El Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESCO) que pertenece a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, recientemente dio a conocer en un comunicado que se pronuncian a favor de las buenas prácticas comerciales que fomentan productividad y desarrollo.

 

Por ello, han pedido a la Secretaría de Economía de su apoyo para que se puedan minimizar los efectos negativos derivados del aumento en aranceles al acero y aluminio que entró en vigor hace unos días entre México y Estados Unidos, porque una de las principales consecuencias que se presentan dentro del sector es el encarecimiento de los productos utilizados para la edificación al alterarse los presupuestos e incrementarse el costo final de las obras.

 

José Antonio Hernández, gerente del mismo Centro de Estudios, estimó que el impuesto de Estados Unidos al acero y aluminio repercutirá en el precio final de la vivienda, que podría elevarse entre un punto y hasta casi cinco puntos porcentuales, en lo que resta del año, para incrementar en total el precio de la vivienda hasta 13 por ciento al término del año.

 

Por su parte, la Secretaría de Economía respondió subiendo los aranceles de diversos productos hasta un monto equiparable al nivel de afectación que causó la decisión de la administración de Donald Trump. Sin embargo, hasta el día de hoy no se han realizado acciones encaminadas a apoyar específicamente al sector para conseguir minimizar el impacto y es primordial hacerlo ya que la industria de la construcción es estratégica para el empleo y la competitividad de México al generar 6.1 millones de puestos de trabajo de manera directa y 2.8 millones de manera indirecta.

 

Comparte tus comentarios