Nuestro blog

Ventajas de las construcciones prefabricadas en los proyectos

Los avances tecnológicos en los sistemas de construcciones prefabricadas han posibilitado que las edificaciones se construyan de manera más eficiente, sostenible, segura y respondiendo a los requerimientos de diseño actuales.

Por estos y muchos otros factores, una construcción prefabricada puede ser una ventaja para tu proyecto. Sigue leyendo y conoce más acerca de esta tecnología que está cambiando la forma de edificar.

 

¿Qué son las construcciones prefabricadas?

losas-prefabricadas

Las construcciones prefabricadas son estructuras realizadas con elementos que se montan y componen la edificación en hormigón armado.

Los diferentes elementos se producen en fábricas y luego se transfieren al sitio de construcción para el ensamblaje. Una vez allí, se unen las partes logrando finalmente una estructura homogénea y resistente.

Las construcciones prefabricadas permiten acelerar el proceso resolviendo, en la mayoría de los casos, problemas relacionados con los tiempos de ejecución y el volumen de las obras.


¿Qué tipos de construcciones prefabricadas existen?


Existen diferentes modelos de construcciones prefabricadas que se diferencian entre sí según sus características funcionales; por ejemplo, si la edificación será de uso residencial, empresarial o industrial.

También se consideran los tipos de materiales con los que se va a realizar la estructura, ya sea hormigón, madera, entre otros. Y las dimensiones de la estructura dependen del tipo de construcción.

 

Fases de las construcciones prefabricadas

Edificar con construcciones prefabricadas exige pasar por varias fases o etapas, estas son:

  • Diseño: en esta etapa se estructura la idea arquitectónica; es decir, se establecen los elementos y las características que va a tener la edificación.

  • Fabricación: momento en el cual se construyen todas las piezas o elementos de la edificación. Por lo general, esta fase ocurre en un sitio distinto al de la obra.

  • Transporte: en este punto se trasladan los elementos prefabricados desde el sitio de producción hasta donde se realizará la construcción. El medio depende del tipo de estructura.

  • Montaje: esta etapa se lleva a cabo en la obra, puede realizarse con grúas o de manera manual, según las características de las piezas prefabricadas.

Clasificación de los materiales prefabricados para la construcción

La clasificación de los materiales prefabricados es muy variable, y depende de algunos criterios, tales como el peso, la dimensión o el material con el que están elaborados. No obstante, a continuación encontrarás algunas categorías a partir de los criterios ya
mencionados.

De acuerdo a su peso y dimensiones

Los materiales prefabricados se pueden clasificar según su peso. Entre ellos podemos
encontrar:

  • Prefabricados livianos: materiales prefabricados de tamaño pequeño y ligeros; pesan, por lo general, menos de 120 kilos. Se instalan de forma manual por uno o dos operarios.

  • Prefabricados semipesados: estos materiales pesan por debajo de los quinientos kilos. Requieren de medios mecánicos simples como poleas, palancas, winch (cabrestante) y barretas para su montaje.

  • Prefabricados pesados: como el peso de estos materiales supera los quinientos kilos, es necesario usar maquinaria pesada para su puesta en obra.

De acuerdo a qué están hechos

Las construcciones prefabricadas están hechas de distintos materiales, esto depende del tipo de edificación y el diseño arquitectónico establecido. Entre ellos encontramos:

  • El concreto armado, cuya característica principal es que dentro de la pieza se encuentra una armadura metálica que ayuda a mejorar su resistencia. El concreto también puede contener fibras de plástico, vidrio, etc.

    El hormigón armado puede ser utilizado para la construcción de caminos, puentes, presas, túneles y obras industriales.

  • El hormigón pretensado, que está estructurado con acero. Este tipo de material se somete a una fuerte tracción previa y permanente; mientras que el postensado a la tensión a través de cables embutidos en sus vainas, después de que el hormigón esté endurecido.
    Esta técnica es empleada con el fin de aumentar la resistencia del hormigón. Esto se logra introduciendo un esfuerzo de compresión interior que contrarreste el de tracción producido por las cargas de servicio de los elementos estructurales.

  • El acero es otro de los materiales que se utiliza en las construcciones prefabricadas por ser muy versátil, adaptable y fuerte; además, su precio es relativamente bajo.

    El acero posee las características metálicas del hierro; pero como se le adiciona carbono y otros elementos (metálicos y no metálicos), sus propiedades físico-químicas y su resistencia mejoran.
  • El aluminio se caracteriza por ser sustentable y muy dúctil. Este metal se extrae a partir de un mineral llamado bauxita y sus propiedades lo hacen un material ideal para la construcción. Después del acero, es el más usado a partir del siglo XX.
  • El plástico resulta importante tanto para la estructuración de suelos y revestimientos, como para impermeabilizaciones, aislamientos térmicos y elementos de instalación bien diseñados.

    Existen varios tipos de plástico; pero los más utilizados son los termoplásticos, pues son maleables. Con ellos se pueden crear elementos prefabricados que cumplan con los requisitos arquitectónicos y estructurales de cualquier proyecto.
    Por ejemplo, piezas como las bovedillas para envolventes térmicas CEMPOSA, que son bloques de poliestireno cortado, funcionan como un material aligerante en los sistemas de vigueta y bovedillas.

Ventajas de las construcciones prefabricadas

La construcción bajo un esquema prefabricado supone una serie de ventajas que hacen de este modelo la mejor forma para desarrollar diseños estructurales, seguros, estéticos y económicos. Algunas de ellas son:


Calidad de los materiales

Los materiales prefabricados, como por ejemplo las prelosas pretensadas de CEMPOSA, confieren a las obras tanta resistencia y seguridad como las que se pueden obtener con las construcciones tradicionales.

El sistema de producción de las estructuras prefabricadas permite determinar, medir y controlar los materiales para que tengan una calidad buena. También procura que sean resistentes y que se ajusten a las necesidades del proyecto.

Optimización en los plazos de ejecución

Las construcciones prefabricadas, al ser un proceso modular, posibilita disminuir los tiempos de ejecución. Esto se debe a que los plazos entre las distintas tareas de la obra se reducen. Todas las etapas se realizan en orden simultáneo.

Equipos de obra más pequeños y demandantes

Como las partes de las construcciones prefabricadas están hechas con anterioridad, no se requiere de la cimbra, estructuras de metal y madera que se utilizan para elaborar columnas, vigas, etc; de esta forma, la obra recurre a equipos pequeños, pero más ágiles.

Menos costes de las construcciones prefabricadas

Las construcciones prefabricadas reducen los tiempos de la obra, lo que resulta en una reducción de gastos fijos y un mejor control de la relación horas/hombre. Esto hace que la edificación bajo este sistema sea más rentable.

Los factores esenciales que determinan el precio de una edificación son el tamaño, los materiales y sus acabados; todo esto influye en el cálculo del costo de producción de las construcciones prefabricadas.

 

¿Las construcciones prefabricadas ofrecen versatilidad?

Que la construcción de una edificación se realice bajo un sistema prefabricado brinda la posibilidad de que el diseño sea sofisticado, gracias a los avances de la ingeniería aplicada a este campo.

Desde una casa familiar hasta una construcción de alto nivel arquitectónico: todo se puede lograr con los materiales innovadores y los diseños estructurales que se utilizan en construcciones prefabricadas.

Una obra convencional, como una ampliación, suele resultar complicada. Pero con los sistemas prefabricados, que por lo general son módulos que se unen, el proceso es más sencillo.

En algunos casos, si decides mudar de ubicación la casa, las construcciones prefabricadas ofrecen posibilidades interesantes para transportarla en camión.

 

Conclusión

Recurrir a las construcciones prefabricadas a la hora de hacer realidad tus proyectos arquitectónicos supone una ventaja tanto en términos de tiempo como de dinero; además, es una solución amigable con el medio ambiente.

Estas edificaciones se construyen a partir de un sistema de piezas estructurales que se fabrican con anterioridad a la ejecución de la obra.

Esto se logra siguiendo un diseño preestablecido, pues todos los elementos que componen la edificación se tienen en cuenta durante esta etapa.

Al ser diseñadas geométricamente, las estructuras prefabricadas encajan a la perfección durante el armado. Así se asegura que la estructura final sea uniforme y resistente, fiel al diseño del proyecto.

El avance de la tecnología en el desarrollo de materiales ha permitido crear estructuras prefabricadas muy seguras y con un bajo costo de mantenimiento. Esto hace de este tipo de construcción la mejor opción a la hora de materializar tu proyecto.

En cuanto a la estética, las construcciones prefabricadas no presentan diferencias visuales en comparación con las casas construidas sobre el terreno. Y como son muy versátiles, se pueden crear diseños arquitectónicos sofisticados.

Por esto y mucho más, en CEMPOSA tenemos las soluciones estructurales que necesitas para poner en marcha tus proyectos. Además, te brindamos asesorías por medio de videollamadas, para resolver cualquier inquietud acerca de nuestros sistemas constructivos.

Comparte tus comentarios