Nuestro blog

Losa Maciza vs Prelosa Pretensada

Preferida por la construcción mexicana, la Losa Maciza es aplicada en casi todas las construcciones habitacionales (aun de autoconstrucción), incluso desplazando la arquitectura tradicional de techos de palma u otros materiales ligeros en pequeños pueblos, simbolizando una especie de progreso.

De fácil adaptación en construcciones de pequeña escala, los maestros de obra las construyen como si una misma receta se tratara en todos los edificios, donde el día de la colada de la losa es como un día de fiesta donde participan todos los vecinos y truenan cohetes como símbolo de que la obra está terminada.

Con todo y fiesta popular, ya sea en construcciones formales o autoconstruidas, la Losa Maciza tiene ventajas y desventajas que es importante analizar para no estar casados con un sistema muy común en la arquitectura mexicana. Y es recomendable conocer otros sistemas que nos pueden ayudar a que las construcciones sean más seguras, rápidas y económicas, como la Prelosa Pretensada, ofrecida por Cemposa.

 

 

Losa maciza tradicional

La Losa Maciza de concreto armado es utilizada para losas de entrepiso y losas de azotea, tiene la versatilidad de que se fabrica en sitio y se puede adaptar a cualquier forma, no necesariamente en formas ortogonales, pues se puede hacer planos inclinados o contornos irregulares.

Cuando se hacen losas de formas geométricas más elaboradas, como losas de doble curvatura se les llama Cáscaras de concreto y tienen un comportamiento estructural diferente que el de una losa plana. Dichas estructuras de tal ligereza son las famosas cáscaras de concreto como las estructuras con formas de paraboloide hiperbólico construidas por Félix Candela en México o por Oscar Niemeyer en Brasil y otros países.

Recordemos que las fuerzas estructurales en el armado de concreto son la tensión y la compresión, ambas fuerzas soportadas por la combinación del acero y el concreto, la tensión es soportada por el acero que está en el armado de la losa y el concreto colado que soporta la compresión. Formando en conjunto un sistema de gran resistencia.

El peralte de la losa maciza de concreto va generalmente de los 10 a los 13cm, dependiendo del claro que cubre y las cargas que soportará. La losa se apoya de forma perimetral sobre trabes o muros de carga que trasladan las cargas al suelo, es decir de forma bidireccional. Sin embargo, las losas macizas no se pueden ocupar en claros muy largos sin trabes intermedias, lo máximo recomendado es de 5m de largo ya que entre más largo sea el claro pueden tener deformaciones en el centro de la losa, o se tendría que hacer una losa de mayor espesor.

Este tipo de sistema ocupa necesariamente una cimbra de contacto que después se deberá retirar dejando la marca de las vetas si se usa una cimbra de madera o sin ninguna textura si se usa una cimbra metálica, solo la marca de las juntas entre las cimbras. Dejando la superficie lista para darle un acabado de yeso, aparente o cualquier otro.

Las instalaciones se preparan de antemano dejando ductos o tubos ahogados por donde se pueden pasar los cables más adelante, en el caso de las instalaciones eléctricas. Sin embargo, en el caso de las instalaciones hidrosanitarias se recomienda que no queden ahogadas en el concreto, ya que, de hacerlo así, puede interferir en la resistencia estructura, o si ocurre alguna fuga sería muy difícil de identificar, por lo que tienen que ser colocadas sobre la losa en forma de charola con un relleno ligero y firme de concreto para el piso o por debajo de la losa, instalando posteriormente un plafón de fácil acceso.

 

Prelosa Pretensada como alternativa

Cemposa ofrece como alternativa a la Losa Maciza el sistema prefabricado de concreto denominado Prelosa Pretensada, el cual consiste en una placa de concreto con unos nervios o vigas integradas en el perfil que cumplen la función estructural de carga, sus dimensiones son de 120cm de ancho y según el claro que se vaya a cubrir, el peralte va de los 20cm a los 30cm, considerando 6cm más del espesor de la capa de compresión la cual se cuela in situ, en el espacio entre las vigas o nervios que tiene el perfil se pone un relleno de poliestireno expandido que cumple la función de aislante térmico y acústico, así como de aligerante de la losa.

Este sistema es unidireccional por lo que las cargas se distribuyen hacia las vigas laterales o muros de carga que soportan la losa.

La Prelosa Pretensada puede aplicarse a edificios de claros muy largos y el hecho de que funcione al mismo tiempo como estructura y cimbra, permite un ahorro considerable en la cimbra de contacto, pues sólo requiere puntales de apoyo a cada 5m, también puede instalarse con mayor facilidad en espacios de mayor altura. Las dimensiones del claro van de los 5m a los 12m.

Este tipo de losa prefabricada no requiere armado de refuerzo pues la Prelosa Pretensada ya está calculada para las cargas específicas de acuerdo con el claro y uso que va a cumplir. Además de que el hecho de que esté pretensada, le da todavía mayor seguridad estructural al considerar los esfuerzos de compresión previos a la instalación con la alta resistencia del concreto y el pre-esfuerzo que se le somete al acero en la fabricación.

Para su montaje se requiere de grúa, ya que son piezas de mayores dimensiones y tienen un peso de 215kg por metro lineal. Por lo que se recomienda para edificios de escalas mediana a grande, para lograr tiempos de montaje mucho más rápidos, de hasta menos 20% en el tiempo de construcción, que si se armara una losa tradicional.

También si la intención de diseño es que la losa sea aparente, esta es una buena opción pues la Prelosa Pretensada al ser placas de concreto con función de cimbra, permite quedar aparente y tener ahorros en acabados, sobre todo en estacionamientos o edificios de uso industrial.

El montaje de las instalaciones puede ser realizado en los espacios que quedan entre los nervios o vigas haciendo ranuras a los casetones de poliestireno, de la misma forma pueden ser suspendidos por debajo de la Prelosa fijándolos con taquetes al concreto.

La Prelosa también puede ser utilizada como muro, por lo que prácticamente se podría construir un edificio completamente prefabricado.

En la siguiente tabla se pueden apreciar las diferencias entre la Prelosa Pretensada de Cemposa y la Loza Maciza.

 

CARACTERÍSTICA  PRELOSA PRETENSADA LOSA MACIZA

Usos y aplicaciones

Centros comerciales.
Oficinas.
Infraestructura educativa y de salud y hoteles.
Estacionamientos.

Cualquier tipo de construcción, más recomendada en edificios de pequeña escala.

Claros mínimo-máximo

5-12m

Claro máximo sin trabes recomendado 5m

Uso de grúa para montaje

No

Aislamiento térmico y acústico

No

Autoportancia

No

No

Protección antifuego

No

Armado de acero de refuerzo

no

sí, siempre y se calcula cada losa individualmente

Acabados

Puede quedar aparente, aplanado de yeso, panel de yeso suspendido

Aplanado de yeso directo, panel de yeso suspendido, losa aparente

Cimbra de contacto

no, apuntalamiento cada 5m

Sí, necesariamente

Peso

215kg/m

(179.16kg/m²+ el peso de la capa de compresión)

peso por m², dependiendo el espesor, 240kg/m² de losa de 10cm

Impacto ambiental

certificación LEED

 Aquí dependerá el tipo de concreto y el tipo de cimbra que se utilice

 

Como siempre, el análisis del diseño del edificio nos dará pistas de cuál opción elegir, puede ser que en un mismo edificio se ocupen ambos sistemas, por ejemplo, utilizar la Prelosa Pretensada para los claros más largos o con mayor altura y la Losa Maciza para espacios o losas muy pequeñas o que requieran de algunos detalles especiales que el diseño indique, como formas irregulares o no ortogonales.

Lo importante es aprovechar al máximo los beneficios de cualquiera de los sistemas constructivos que existen.

Puede ser que en una obra muy grande los maestros de obra y albañiles no tiren cohetes para festejar, pero el entusiasmo y el orgullo de hacer la colada y avanzar piso por piso un edificio en tiempo récord, nadie se los quita.

  

Comparte tus comentarios