Nuestro blog

Viga tubular: ¿Es la mejor opción?

El proceso de industrialización de la construcción ha llevado al desarrollo y mejoras de los procesos que tienen que ver con el diseño, la fabricación y ejecución de una obra, con calidad y eficiencia.

Esto lleva consigo a la optimización de los recursos económicos, los impactos ambientales y de tiempo.

De allí la importancia de conocer a cabalidad las características de algunos productos o sistemas constructivos como es el caso de la viga tubular, esto con el fin de elegir aquellos que alcancen cumplir con los requerimientos de diseño y desarrollo de la edificación.  

En este sentido encontramos que los sistemas de losas prefabricadas se han posicionado ampliamente en el entorno de la construcción en México gracias a las ventajas con relación a la calidad, facilidad y rapidez de instalación, economía, entre otras.

El uso de estos tipos de elementos prefabricados en la edificación se ha limitado a los sistemas de losas y techos, utilizando elementos como, placas alveolares, prelosas, viguetas pretensadas como por ejemplos la viga tubular.

Si quieres saber si la viga tubular es la mejor opción, sigue leyendo y conocerás algunos aspectos importantes a la hora de elegir este elemento como solución estructural para losa y entrepiso de tus diseños constructivos.

 

 Viga tubular y sistema de vigueta y bovedilla

 

Dentro de los sistemas de losas y entrepisos existen una variedad de opciones, pero dentro de las alternativas aligeradas tenemos el sistema de viga tubular y el sistema de vigueta y bovedilla. Conozcamos un poco en qué consiste cada una.

Cuando hablamos de viga tubular nos referimos a un elemento estructural de concreto pretensado y versátil que actúa como estructura portante capaz de resistir las cargas verticales del sistema de losa o entrepisos de la edificación.

Su característica resaltante es que posee un alveolo central a lo largo de la estructura que ayuda a aligerar el sistema y a su vez de mejorar las condiciones térmicas y acústicas de la construcción. 

En la mayoría de los casos, la viga tubular se complementa con bovedilla de poliestireno, mejorando aún más su capacidad aligerante. Pero también se pueden utilizar casetones recuperables que al retirarlos queda estéticamente agradable.

Por otro lado, el sistema de losa de vigueta y bovedilla se componen de elementos portantes como las viguetas de concreto pretensado ya sea de alma abierta o cerrada y bovedilla de poliestireno u otro material aligerante como cemento y arena.

Si bien ambos sistemas tienen la función de hacer más ligera la estructura; ellas poseen ciertas diferencias como por ejemplo la viga tubular, que tiene la capacidad de cubrir mayores claros con relación al sistema de vigueta y bovedilla.

Otra diferencia radica en que la resistencia a las cargas estructurales y de servicio de la viga tubular es mayor que las viguetas y bovedillas. Con relación al armado, la viga tubular requiere del uso de grúa sobre todo si la estructura es de varios pisos.

 

¿En qué casos se recomienda la viga tubular?

 

Según los requerimientos estructurales y de diseño de la obras dependerá el uso del sistema de viga tubular como la que puedes encontrar en CEMPOSA, y que puede ayudar a solucionar las necesidades del diseño de losa de tu obra.

En general, este tipo de elemento está diseñado para ser usado en construcciones que se requiera cubrir claros medios como edificios de oficina, almacenes, talleres, escuelas, entre otro tipo de edificaciones con estas características.

También es recomendable su uso en edificaciones cuyo diseño estructural requiera de varios niveles. Así mismo, el sistema de vigas tubulares son utilizadas en la construcción de puentes peatonales siempre que el claro a cubrir lo permita.

   Capacidad de resistencia de la viga tubular

Las vigas tubulares al combinarse con el firme concreto que forma la capa de compresión y el resto de elementos del sistema de losa, forman una unidad que es capaz de resistir las exigencias de cargas puntuales que se dan en el sistema.

Estas cargas pueden variar según el tipo de viga tubular, los requerimientos estructurales del diseño y el claro a cubrir. Pero de manera general las cargas máximas soportables van desde los 500kg/m2 hasta los 850kg/m2.

La viga tubular tiene una capacidad de resistencia mayor con relación a otro tipo de sistema de losa como los de vigueta y bovedilla.

   Claros libres

En general las vigas tubulares están diseñadas para cubrir claros medios entre los 10m a los 12m, reduciendo el uso de cimbras de contacto y apuntalamiento de la estructura. Lo que le confiere su característica de autoportancia.

 Compatible con estructuras de acero (aplicaciones reales)

Si bien, el uso de viga tubular de concreto pretensado es el sistema más común al momento de edificar losas de piso y entrepisos, existe en el mercado de la construcción otra alternativa que son las vigas tubulares de acero.

Las características de resistencia del acero junto al concreto de la capa de compresión y el resto de elementos estructurales que conforman la edificación, permite construir obras como puentes, edificios de varios niveles o naves industriales, entre otras.

   Es autoportante

Cuando hablamos que la viga tubular es un elemento autoportante, nos referimos a la longitud máxima que soporta la viga sin requerir de apuntalamiento. Esta longitud está entre los 10m a 12m según el claro a cubrir.

La alta longitud de autoportancia se debe a su elevada rigidez y resistencia que a su vez agiliza los procesos de la construcción de la losa, lo que representa un ahorro de tiempo en la obra.

   Ahorro en costo de mano de obra

El sistema de viga tubular supone una serie de beneficios, entre los que se encuentra la reducción de costo dentro del proceso constructivo, ya que al utilizar menos cimbras de contacto se requiere de menor mano de obra para su montaje.

  Menor costo de producción 

Este tipo de sistema de viga tubular autoportante prefabricado es producido en planta, cumpliendo con las normas mexicanas para asegurar la calidad y seguridad de la edificación.

Para ello se utilizan moldes donde se cuela el concreto con el resto de elementos necesarios para aportar la resistencia requerida. Este tipo de producción hace que el sistema tenga un menor costo con relación a otros sistemas de losa tradicional.

Gracias a las características de ligereza, rapidez en la construcción, reducción de costos tanto en materiales como en mano de obra y su particularidad de ser autoportante, hace del sistema de viga tubular una buena opción a la hora de llevar a cabo obras constructivas. 

Si desea conocer todas las soluciones estructurales que CEMPOSA te puede ofrecer, visita nuestra página AQUÍ y haz realidad tus diseños constructivos.

Comparte tus comentarios